Consulta gratuita de Tarot terapéutico con Marifrans Pueyo (74)

Cristina pregunta:
“¿Cómo puedo saber de dónde vienen mis miedos y cómo puedo sanarlos?”

Los miedos son un pozo profundo en el que entramos a ciegas para intentar descubrir qué los provoca, por qué existen. Pero muchas veces, el miedo más corrosivo es aquel del que no somos conscientes porque lo obviamos, lo damos por hecho y quizás ni lo catalogamos como “miedo”. Además, los miedos pueden ser una colección propia y también heredada.

Acercarnos a iluminar esos miedos, es liberarnos de la esclavitud de sus ataduras y también es la mejor manera de comprender de dónde vienen.
Desde nuestra identificación con el miedo es imposible darnos cuenta de dónde viene, así que le propongo a Cristina hacer el camino inverso, ir hasta el final para comprender el origen. Abrazar el propio miedo para poder ver su origen.

Así que, pasemos a detapar lo que el Tarot desvela para Cristina en relación a sus miedos…

1. La respuesta del Tarot

El Nueve de Bastos, El Caballero de Espadas y El Dos de Espadas.

Los miedos son deseos

Cristina, tus cartas señalan una gran movilización hacia fuera. Como si la sintomatología de tus miedos te movilizara poniéndote a la defensiva y al ataque.

Como Don Quijote, ves gigantes donde sólo hay molinos, Cristina.
¿El miedo es deseo o es el deseo en realidad miedo?. Aquí hay una confusión. El miedo parece que viene de ponerte alerta frente al cambio que quiere darse en ti. Tu dilema viene de dejarte vencer por el deseo, por el impulso y creer verte totalmente desarmada frente a ese dejarte impulsar.

Racionalizar todo

Frente a ese deseo hay una tendencia grande a querer racionalizarlo todo.

Explicarlo y explicártelo todo, no es que esté mal, pero ahí quizás es donde los miedos pueden agarrarse y generarte inestabilidad, pues tienes tendencia a una percepción de lo negativo, a la anticipación y poca confianza en la vida.
Tu mente, en cierta manera, convierte en blanco y dispara a todo lo que no comprende.

El remedio y la enfermedad van de la mano

Cristina, en El Dos de Espadas estás invocando ese remedio.

Los miedos son más fáciles de localizar mediante los síntomas que provocan. Parece que el síntoma del miedo para ti, se manifiesta cuando te pones muy terca e impulsiva en lo verbal. Es ahí donde estás demostrando miedo y haces tuya la frase de: la mejor defensa es un buen ataque.

Las situaciones que te producen miedo y que provocan tu actitud a la defensiva deben tener que ver con: la desilusión, sentir que te faltan las fuerzas, que algo te desmotiva, incluso tener a mal apreciar tu propia debilidad porque puedes con todo.

El remedio es aceptarte tal como eres, aceptar y conocer tu carácter y a partir de allí ir cambiándote con mucha paciencia y amor.

Ponerte a la defensiva

Merece una especial mención estos dos temas: tu aprensión (o miedo) a los finales y aceptar tu debilidad.

Aceptar los finales tiene que ver en tu caso con la estabilidad. Que seas una persona aparentemente muy estable, con unas rutinas absolutamente estables, que son precisamente la sombra de lo que aquí se manifiesta. A costa de esa estabilidad (que se convierte en inmobilidad) hay dificultad para dar espacio y aceptar los cambios de ciclo. Inviertes mucha energía y esfuerzo en que aquello que percibes como un precipicio, no te afecte.

Unido a esto está el miedo a tu propio impulso que te dice hacia dónde ir. Probablemente tienes desconfianza de tu propio impulso. Poco creer que la renovación es constante en ti y que la energía de dirección que te lleva a finalizar las cosas es tu propia creatividad y tu capacidad de cambio. Eso desde el miedo es elaborado desde un lugar muy tajante que es fruto no de una percepción interior si no de una elaboración exterior. Eso es: poca confianza en tu propia intuición que la pones en manos de tu fuerza mental para que haga escabechina con ella.

Contención verbal

En esta lectura, Cristina, el Tarot señala que reprimas este impulso de expresar, de justificarte, que busques un espacio mental calmo para contemplar como tu guerrero interior, puede convertirse en esa flor central que crece amorosa y calma en El Dos de Espadas.
Esto es, no anticiparte al impulso interno que sientes y habilitar el espacio de habla interior.
Las cartas hablan mucho del vehículo que aparece cuando sientes miedo y vas a la carga. Aquí se se te propone un silenciarte, contenerte verbalmente y apaciguar el ímpetu de resolver la picazón con un contrataque argumental.

Probablemente has adoptado muletillas para esa defensa verbal tipo contestación automática que comienza con un “No” cuando replicas.

Si te silencias exteriormente, no es dar la razón al otro o bien ser débil o pensar que los de fuera lo van a pensar, sino más bien es darte un respiro, que desvelará a través del silencio, el misterio de tu miedo y te dará la oportunidad de afrontarlo, incorporar de lo que habla ese miedo.

La flor de la última carta de tu lectura, es el premio a la observación, la valoración.
En vez de ser reactiva aquí apareces reflexiva, enfrentando la situación, encontrando la gracia y el equilibrio.
Aquí, Cristina, tus miedos pueden ser entendidos en su magnitud e integrados.

2. Tus puntos fuertes en esta situación

El Tarot está retratando lo que debe ser un rasgo muy característico de tu carácter.
Recuerda: el carácter es el vehículo del ego. Si te conoces, desenmascaras tu ego y te das la opción a ser más libre.

3. Los peligros a tener en cuenta

Quedarte en la cortina de humo, que es tu hábil capacidad para apagar los fuegos de tu inseguridad a través de un discursos tajantes y poco amorosos hacia ti mism@.

No escuchar ni escucharte en esa actitud defensiva que se destapa cuando sientes miedo. Si te silencias, las verdaderas causas del miedo aflorarán y quizás no son tan draconianas como creías.

4. Una frase inspiradora

“La condición del guerrero es un viaje continuo. Ser guerrero es aprender a ser auténtico en cada momento de la vida” Chögyam Trungpa.

5. Conclusión

Cristina, el Tarot te propone vivir en tu aspecto más meditativo para poder sanar tus miedos. El primer paso es tu responsabilidad y exige un cambio de actitud y una vigilancia de tu propio impulso. Ya sabes que si estos temas se están planteando aquí, es porque tú puedes lograrlos, así que, ¡adelante!.

Si no te quedan claros algunos temas o quieres profundizar aún más en esta situación, te recomiendo una consulta privada de Tarot para tu bienestar personal, en una única sesión, iremos a fondo con este tema, para esclarecer todo aquello que no veas con claridad. Espero haberte inspirado, Cristina.

¡Te envío un abrazo pacificador, Cristina!

Ffirma-con-corazon

 

 

 

 

Si tú también quieres participar en la lectura gratuita semanal Haz click aquí

Si lo prefieres, puedes reservar una consulta privada conmigo en este enlace. Haz click aquí

© Tarot de Marseille Pierre Madenié 1709. Reproducido con permiso de Yves Reynaud. Todos los derechos reservados.
¿Quieres adquirirlo? www.tarot-de-marseille-millennium.com

2 Comments

  1. María Dolors Duarte León dice:

    Tienes un largo recorrido esto te lo muestra el 9 de bastos pero es como si te costará mucho esfuerzo llevar ese camino y no más lejos de la realidad , por ese camino ya trazado . El caballo de espadas viene en tu ayuda tu propio pensamiento se pone a tu servicio , para que velozmente comprendas esos miedos es un caballero guerrero más a la vez luchador y va subido en un corcel Noble , el dos de espadas te invita para que interorices que es donde está el Camino de la Verdad , uniendo mente y corazón cierra los ojos y siente tú misma tienes todas las respuestas Confía

¡anímate y deja aquí tu comentario! Tu dirección de correo electrónico no será publicada.