¿Cómo meditar en Luna Nueva y en Luna Llena? Meditación y ciclo lunar

¿Cómo meditar en La Luna en Luna Nueva y en Luna Llena? en marifranstarot.com

¿Cómo meditar en La Luna en Luna Nueva y en Luna Llena? en marifranstarot.com

¿Cómo meditar en Luna Nueva y en Luna Llena? Meditación y ciclo lunar

La Luna simboliza, arquetípicamente y en el Tarot El Inconsciente y la Intuición.
Si profundizamos en la lógica de los ciclos lunares, entenderemos cómo funcionan armónicamente con la Intuición y El Inconsciente y apoyar así nuestra evolución. La evolución de nuestra conciencia fluyendo con el manantial del Inconsciente, que refleja La Luna.

El Sol representa arquetípicamente y en el Tarot El Consciente y el propósito vital, aquello que tiene que ver con las manifestaciones de lo tangible y a lo que accedemos usando las facultades de la razón, lenguaje y lógica, “lo que conocemos”.

Luna Nueva y Luna Llena

La Luna decimos que es Nueva porque está en el punto cero del ciclo lunar. Matemáticamente, está a cero grados de la Tierra respecto a El Sol, o lo que es lo mismo: La Luna está en conjunción con El Sol desde la perspectiva de la Tierra.
Visualmente, desde la Tierra, La Luna se solapa con El Sol, es decir, La Luna y El Sol están el uno sobre el otro, lo consciente y lo inconsciente se funden. O lo que es lo mismo: el centro vital y el centro emocional se funden.

 

sol2

Entonces, ¿por qué decimos que en La Luna Nueva es tiempo de sembrar con intención?.
En esta conjunción, Consciente e Inconsciente se encuentran totalmente identificados, lo que significa que podemos programar con intenciones conscientes nuestra sombra, aquella parte de nosotr@s que escapa de nuestra comprensión racional y que sólo podemos imaginar o intuir.

Así, cuando llegue el momento de la culminación, de la recogida de resultados, donde La Luna llega a su cúlmen, el momento de La Luna Llena, El Consciente y El Inconsciente se enfrentan en una oposición Luna y Sol. Astronómicamente, a cada lado de la Tierra, de nosotr@s, se dispone La Luna, nuestro centro emocional, lo lunar y al otro lado El Sol, con todo lo que significa. Es un momento de confrontación o de sublimación, es el momento de poner en balance lo logrado por lo deseado. Sacamos cuentas de lo que sembramos y si germinó o no. ¿Qué se ha materializado de lo deseado y cómo lo ha hecho?

sol-1

Cada lunación dura 28 días. Con cada una de las fases lunares vamos trabajando aspectos diferentes de estos dos momentos cúlmen de La Luna, que explicaré con un ejemplo concreto más abajo.

La Luna y la magia de la sintonía con su ciclo

Todo está sintonizado con La Luna, seamos conscientes de ello o no. Un ejemplo clásico es la menstruación en las mujeres que nos hace muy conscientes de esa unión sutil pero poderosa con La Luna.
Nuestros ancestros, más conectados con la Naturaleza, sentían muy profundamente los ciclos lunares y los honraban en rituales de fecundidad, así como el calendario no sólo lo regía El Sol si no también La Luna.
Actualmente la Biodinámica se apoya para cultivar la tierra en las fases de La Luna, para maximizar los frutos hay que respetar los ciclos vitales regidos por La Luna y El Sol. Así se aunan las intenciones concretas, solares, conscientes, con las metafóricas e inconscientes de La Luna, que aunque invisibles con magnéticas e potentes.

Si planto una semilla en Luna Nueva, es un acto material, pero también estoy plantando toda una expectativa respecto a esa planta.
Cuando recolecto, lo hago en La Luna Llena pues allí extraigo el máximo potencial de la planta y su máximo poder curativo y nutricional.

Ejercicio para sintonizar con el ciclo lunar

  1. Anota en tu agenda la próxima Luna Nueva. Ese será nuestro punto de partida en esta sintonización.

2. Realiza la meditación que te propongo o aquella que trabaje con La Luna Nueva. Anota en un cuaderno tus deseos. Anota en esos 3 días posteriores a tu meditación si has sentido deseo de algo más o si has detectado señales externas correctivas o aumentivas de lo que has pedido.

3. Durante el periodo de crecimiento de La Luna sigue observando las señales internas y externas que percibes y conjúntalas a los deseos que habías pedido.
El pedido está en marcha o no, si observas bien y vas practicando, Luna a Luna, cada vez te resultarán más perceptibles las señales, que, además van aumentando conforme La Luna crece para hacer fructificar esas intenciones.

4. En Luna Llena te propongo hacer la meditación que cada mes te ofrezco, muy encarada a los deseos más afines a esa Luna.
Obtengo resultados, los valoro, los comparo con mi situación anterior.
Atención, ¡valora más allá de lo tangible!. Te pongo un ejemplo: puede ser que si he pedido mucho dinero, tendré que valorar si he podido pagar todo o cómo están mis recursos materiales a día de hoy, puesto que puede ser que no sea específicamente dinero lo que haya generado, si no otro valor material más adecuado a mi situación.
Recuerda que los deseos que se materializan siempre son acordes a lo que necesitamos desde nuestro Ser esencial, no desde nuestro ego, así que si las cosas no llegan es porque hay algo a revisar, estar más sintonizad@ y centrad@.

5. Una vez revisado en los tres días posteriores a La Luna llena qué he recibido, ya he cosechado, agradece, suelta y quédate en paz. Ves vaciándote durante estos días antes de comenzar una nueva lunación. Ves anotando en tu cuaderno cómo vas sintiendo este desprenderte de expectativas, en este proceso de aceptar.

6. Tres días antes del punto astronómico de Luna Nueva, prepara el empiezo de una nueva lunación. Es momento de limpieza externa e interna. Siente que eres un lienzo en blanco en el que volver a pintar. Prepárate con delicadeza y profundidad.

¡Feliz ciclo lunar! ¡Espero que estos ejercicios te traigan muchas bendiciones!

Firma con corazón Marifrans Pueyo en www.marifranstarot.com

4 Comments

  1. Aunque haya llegado a mi este post que está escrito desde el 25 de mayo, me parece que llega en muy buen momento. 🙂

    • Marifrans dice:

      Anaenevolución, este post concretamente es un post eterno, como son las lunaciones y la conexión profunda que tenemos todos los seres con la luna arquetípica. Saludos.

  2. Me ha encantado leerte en esta entrada, sobre todo en esta frase final: “Siente que eres un lienzo en blanco en el que volver a pintar. Prepárate con delicadeza y profundidad”

    Lo haré. Gracias Marifrans.

    • Marifrans dice:

      ¡Estupendo Anaenevolución! Me encanta que el post te haya aportado un poquito en tu camino evolutivo. Un gran abrazo y gracias por compartir tu comentario.

¡anímate y deja aquí tu comentario! Tu dirección de correo electrónico no será publicada.