El Ermitaño y El Loco, una historia personal con el Tarot