¿Qué hay de nuevo en Marifrans Tarot?

En cada oportunidad en la que describo qué es el Tarot, pongo foco en transmitir que es una herramienta de transformación en todos los aspectos y, desde que yo misma me he puesto a su servicio, lo he vivido de forma muy personal, al igual que ha sido una profunda experiencia individual con cada persona que he acompañado en consultas y formaciones.

Hace ya muchos años que el Tarot evolutivo y terapéutico es parte de mi vida y de mi día, tanto a nivel personal como profesional, por eso siento que ha llegado el momento de recoger el fruto de estos años y trasplantar este hermoso árbol llamado Marifrans Tarot a una maceta más grande.

Es un camino de crecimiento natural.

Porque es momento de crecer con ramas más altas, que se extiendan para llegar aún a más personas, y porque siento que ahora he creado el espacio para echar raíces más profundas. Y es que siempre he tenido claro que no se puede ir más alto, si no hay raíces que sustenten para protegernos de los vientos huracanados y de las inclemencias de la vida.  

Todo esto me permite seguir disfrutando de este proceso de crecer acorde al natural impulso que me proporciona la vida.

Y también a enfocarme aún más hacia la escuela y en el espacio que necesita para crecer, desarrollarse y aportar todo el valor que tiene para ofrecer. Eso me emociona, porque veo un gran potencial que se está materializando.

Aunque también hay algo nuevo y diferente, y es que todo el movimiento y los cambios que se verán reflejados en mi nueva web tienen mucho que ver conmigo, pero también con que ahora hay un equipo de trabajo en el que cada uno aporta a este proyecto, ayudando a remar hacia un objetivo en común. 

La página que estrena Marifrans Tarot persigue una nueva visión, porque apunta a ser referencia en la difusión, aprendizaje y profundización del Tarot evolutivo y terapéutico.

Y  para ello he sumado nuevos valores a la marca, su nuevo diseño es más amable y comprensible para alcanzar a toda persona que sienta la necesidad de acercarse a esta maravillosa herramienta, y también busca trascender fronteras, porque se vuelve internacional sin perder su esencia.

Eso se ve reflejado en la mariposa que sigue intacta, porque es el símbolo de la transmutación y representa la fragilidad humana y lo temporal de la vida, aunque también la belleza eterna que hay en ella. 

Es la visión que sigue siendo parte de Marifrans Tarot.

Este proceso de crecimiento ha sido una catarsis y una profunda transformación personal y profesional, es lo que trae consigo el Arcano 13, porque  ha supuesto una renovación donde ciertos aspectos han ido pereciendo, y los que aún viven, han pasado un proceso de gran renovación y purificación.

Atravesar esta etapa me ha ayudado a ver y a desprenderme de lo que no era importante o esencial para el crecimiento de Marifrans Tarot y a construir de nuevo sobre esas nuevas bases.