Salir del armario como tarotista

¿Te has dado cuenta cuánto nos cuesta, en general, salir del armario?

Casi todxs en algún momento hemos tenido que hacerlo y sabemos del calvario que es: sudor frío, inseguridad, sufrimiento y finalmente ¡salimos! y sentimos una mezcla de adrenalina y ligereza al vernos fuera…

Nada más lejos de la realidad: salir de cualquier armario es una prueba de fuego bastante exigente.
Y en el caso de salir del armario como tarotista no es para nada fácil porque implica que tú te reconoces como tarotista y te dejas ser vistx como tal.

Y esto produce tanto dolor como confusión, te lo aseguro. Porque yo lo viví en mis propias carnes y es duro y a la vez reconfortante.

A través de los años me he dado cuenta que hay un punto clave en la vida de unx tarotista. Salir del armario como tarotista en lo esencial se produce cuando enseñas tu cara y pones tu nombre asociado al Tarot. Esto es lo realmente difícil. Y eso implica que a nivel interno has hecho el recorrido que ahora finaliza mostrándote al mundo como tarotista. Eso es: salir del armario.

Y puedes pensar que también se puede lograr atreviéndote de otra manera, pero en el caso de que quieras ser tarotista, el paso decisivo para reivindicarte como profesional serio es enseñar tu cara y decir tu nombre.

Yo recuerdo que salí del armario después de muchos años de anonimato. Tenía plena pasión por el Tarot pero ejercía de forma anónima.

Fue a través de una sesión de fotos que protagonicé mi salida de armario.

Ese fue mi ritual iniciático para sobrellevarlo.

Aparecí en una sesión de fotos con una sonrisa nerviosa, temblando y sonriente a partes iguales mostrándome a cámara con mis cartas relucientes.

Venía a decir: Hola mundo, aquí estoy yo. Soy Marifrans y soy tarotista.

Ese fue mi debut. Y fue toda una revolución en mí y a mi alrededor.

Y ahora que ayudo a futuros tarotistas a serlo en mi escuela y mis mentorías, me doy cuenta de las 3 principales razones por las que lxs tarotistas no nos atrevemos a salir del armario:

Porque sientes que no vas a ser aceptadx como tal y tienes miedo de que las personas que te conocen dejan de quererte.
Y esto tiene que ver con que, por desgracia, aún existe un estigma en las familias y en la sociedad respecto a el Tarot y dedicarte a ello.

Porque te sientes insegurx y piensas que no eres lo suficiente buenx o no sabes suficiente. Y eso te lleva a evitar comprometerte a ofrecer consultas a personas que no te conocen y te impide dar el decisivo paso adelante con el Tarot.

Porque  crees que te van a enviar alguna maldición.
Y esta razón no es menor porque el Tarot y lxs tarotistas siguen produciendo miedo y como “algo oscuro” de lo que hay que cuidarse.

Si tú has podido salir del armario como tarotista o quieres hacerlo y aún no lo has hecho, cuéntame tu experiencia y te respondo en los comentarios a este post.

8 comentarios en «Salir del armario como tarotista»

    • ¡Entiendo y comparto tus razones para que te encante La Estrella!Y es verdad que ella está desnuda como saliendo del armario….

      Responder
  1. Hola. Tengo mucha inseguridad con mis presicciones. Se leer cada carta pero a veces veo que no interprete correctamente. Eso me da micha verguenza. Tampoco puedo ser adivina. Pero eso me causa mucha inseguridad. Solo lo hago gratis y eso me hace sentir desvalorizada. Me falta valor para salir al mundo. Amo el tarot. Quisiera hacerlo perfecto

    Responder
    • Hola Miranda, entiendo tus razones y lo desvalorizante que es sentirse así. En tu caso creo que podría ayudarte ganar seguridad en todos los sentidos con el Tarot y así podrías salir del armario y sentirte empoderada con tu labor con el Tarot. Te deseo mucho ánimo y que sigas leyéndome porque así verás cómo puedes mejorar para conseguir lo que te propones. Abrazo!

      Responder
    • Gracias Araceli por tu comentario. Imagino que estás empezando con el Tarot y que te fascina. Sigue preparándote y quizás algún día si que te atrevas a salir del armario y logres ser tarotista. ¡Ánimos!

      Responder
  2. Desde el 2008 empecé a leer el tarot y algún tiempo me dediqué profesionalmente a hacerlo pero lo dejé. No porque me sintiera insegura ni nada de eso. Empecé a tener muchos problemas con mi familia y se empezaron a alejar de mí. Inclusive tengo muchos problemas con uno de mis hermanos por que dentro de su ignorancia cree que “hago brujería” y ni siquiera me ha querido escuchar que uso el tarot como una herramienta terapéutica. Mi mamá se incomoda cada vez que le digo que voy hacer una lectura a alguien y veo su molestia. Por el momento no puedo tener lecturas ni siquiera vía zoom y me ha causado un gran conflicto. Quiero dedicarme al 100% pero solo pensar en los problemas que me acarrean con mi familia me pesa y me hace declinar sintiendo una gran tristeza porque siento que no estoy haciendo lo que verdaderamente me apasiona.

    Responder
    • Hola Virginia y muchas gracias por tu testimonio.
      Lamento mucho que así vivas esta siyuación por parte de tu familia. Es una lástima que la ignorancia que existe en nuestras propias familias y sociedad condene al ostracismo herramientas tan hermosas y potentes para potenciar el empoderamiento de las personas y ayudarles a vivir mejor esta vida.
      Te animo mucho a que sigas tu propósito a pesar de tus impedimentos. ¡Necesitamos personas amorosas y respectuosas como tú que saquan adelante y del armario el Tarot!

      Responder

¡Anímate y deja aquí tu comentario! Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: