landa ligar gratis

Sentir abundancia en cada aspecto de nuestra vida es algo a lo que todos los seres humanos aspiramos, aunque no lo digamos en voz alta o incluso no lo sepamos de forma consciente.

Todos queremos sentirnos abundantes.

Y no me refiero al dinero o a cuestiones relacionadas al tener, sino a algo más grande y rotundo como sentirnos saciadxs y en plenitud. En el Tarot, La Emperatriz te permite profundizar en el sentido esencial de la abundancia para fluir de lo terrenal a lo universal.  

Cuando conectamos la abundancia a lo terrenal, volvemos a reconectar con el valor real. Por ejemplo: el dinero se ha convertido en algo etéreo, un número en un banco y por esa razón no nos relaciona con el valor de lo que realmente disponemos y además nos desconecta de activar la abundancia que hay en cada unx de nosotrxs.

Por eso te invito a aplicar la abundancia orgánica y conectada con los ciclos de tu vida, tal como nos enseña La Emperatriz.

Te pongo un ejemplo de tantos: en mi caso, siento abundancia cuando voy al mercado y lleno el frutero que tengo sobre la mesa, con deliciosas y variadas frutas. Me gusta acomodarlo y crear una pequeña obra de arte natural superponiendo cada forma, color y textura de las frutas que he comprado. Me recreo montando ese bodegón único con esas piezas únicas, incluso si tengo tiempo, pinto ese escenario para inmortalizar su belleza.

Pero luego, día tras día el frutero va cambiando, vaciándose, y a medida que esto ocurre me conecto con la carestía como un proceso natural, orgánico de la propia abundancia. La nada se va apoderando de mi frutero mientras la celebro, disfrutando del gozo de comer esa jugosa fruta y de honrar que esta mengua es necesaria para dar paso de nuevo a la abundancia con mi frutero lleno. 

La abundancia y la carestía se hermanan y suceden una después de la otra en un ciclo sin fin.

Y así también es la vida, algo orgánico que va cambiando. 

Date cuenta que en nuestra sociedad actual, la abundancia se concibe como una progresión lineal: siempre hacia más y más. A través de esta percepción nos desconectamos de la abundancia a nivel individual y colectivo.
A nivel colectivo los recursos de la Tierra los gestionamos de forma desequilibrada porque no respetamos el orden cíclico, de la misma forma que, a nivel individual, nos frustramos al resultar insostenible crecer sin parar en todos los ámbitos de nuestra vida.

El crecimiento de la abundancia respetando los ciclos se asemeja a una espiral en la que cada nueva vuelta sobre la abundancia y carestía nos aporta quizás no más, pero sí mejor y en equilibrio con nuestra propia naturaleza.
De esta manera la espiral nos permite seguir creciendo respetando los ciclos naturales y evitando la frustración para transformarla en oportunidades, liberación y armonía.

Para conectar con tu propia abundancia empieza por algo sencillo, ahí es donde se encuentran las respuestas a preguntas complicadas: “¿Qué me hace sentir ricx?” 

Empieza a trabajar sobre algo con un valor concreto, no abstracto. Te ayudará a anclar la abundancia y interiorizarla como lo que es, un proceso natural y cíclico.

Conecta con una buena comida, tiempo para ti, un desayuno con amigos, una velada en el teatro o una salida al campo. Ponlo en algo concreto que vives con gozo, aun sabiendo que cuando transitas ese momento de gran abundancia, como unas vacaciones en la playa, todo ello trae su contrapartida: volver a casa, a la rutina de tu trabajo y responsabilidades.

Porque si lo vives con la certeza de que es un ciclo de abundancia y carestía, algo natural que sucede con todo lo orgánico que existe en tu vida, dejarás de lamentarte porque se terminó y confiarás en que volverás a disfrutar de otras vacaciones, otro viaje y otro encuentro con amigos.

De esa forma volverás a atraer aquello que te hace sentir ricx.

Razona qué cualidades son importantes y relevantes para ti porque eso es lo que realmente revela tu abundancia.

Cuando miramos el arcano de La Emperatriz podemos observar que ella se siente fértil y abundante: tiene sus piernas abiertas en actitud de parir, de generar, pues ella está segura de su abundancia y esa seguridad radica en que rige los ciclos y  sabe lo que le hace sentir abundante.

Todo aquello que es cíclico es femenino, por eso La Emperatriz, nos enseña que la abundancia es como la misma Naturaleza, obedece a ciclos, es algo vivo y por ello cambia. De la misma forma en que cambian las fases de la luna, las mareas, las estaciones del año se suceden y los días se convierten en noche.

Carta del Tarot La Emperatriz, marifranstarot.com

La gente del campo, sabe y entiende esto, por eso, para sacar el máximo provecho de la tierra, tiene en cuenta los ciclos estacionales y lunares, porque sabe que juntos les permite sacar el máximo beneficio de la manifestación de la tierra: los frutos.

Ahora identifica en ti los ciclos de abundancia conectados con esto que estás trabajando.

Vuélvete consciente de los ciclos de abundancia y de carestía, pues al reconocerlos y practicar la gratitud estás posibilitando que se armonicen un ciclo con el otro, y así fluya infinitamente la abundancia que hay en ti y para ti.

Eso te llevará, a medida que lo practiques, a no sufrir la carencia si no vivirla con serenidad y como la necesaria preparación para el nuevo ciclo de abundancia. 

Recuerda que tú mismx eres Naturaleza y por lo tanto tu misma naturaleza es cíclica. Sólo se trata de que la sintonices desde lo más profundo y la actives para aflorarla sobre toda tu existencia.

Si quieres compartir tu experiencia sobre tu conexión con la abundancia, ¡soy toda oídos! y te leo en los comentarios a este post.

Aprende Tarot terapéutico Tarot evolutivo Formación Tarot en Barcelona

© Tarot de Marseille Pierre Madenié 1709. Reproducido con permiso de Yves Reynaud. Todos los derechos reservados.
¿Quieres adquirirlo? www.tarot-de-marseille-millennium.com