Tarot evolutivo: ¿te da miedo el Tarot?

¿Te da miedo el Tarot evolutivo y terapéutico?

¿Te da miedo el Tarot evolutivo y terapéutico?

Desmontando falsos mitos: ¿Te da miedo el Tarot?

Posiblemente, si estás leyendo este post, eres una persona que tienes una mala opinión o has pasado por una mala experiencia con el Tarot.

Entiendo perfectamente tu malestar y voy a intentar reconfortarte explicándote qué ha podido pasarte, más allá de lo que ya sabes, para que te hayas enemistado de esta manera con el Tarot y hasta le tengas, miedo, quizás respeto, o incluso asco.

Puede que tu miedo sea como consultante: por aquella vez que consultaste o por lo que has oído o visto de otras personas que han consultado.
O puede que ese miedo sea directamente de ti en la posición de tarotista.

Hay varias razones por las que muchas personas tienen miedo al Tarot en general y también al Tarot evolutivo y terapéutico, en particular.

Más allá de la experiencia propia o ajena que tengas con el Tarot en general o con el Tarot evolutivo y terapéutico, te voy a explicar las razones profundas que subyacen al miedo y aversión que produce el Tarot.

Vamos a ir una a una para desenmascararlas.


Razón número uno para que pierdas el miedo al Tarot evolutivo y terapéutico:
El Tarot es cartón y tinta

Lo primero, decirte que el Tarot en sí son unas láminas de cartón impresas con tinta. Y eso, no tiene nada de maléfico o maligno.
Puedes decir que son peculiares, y más allá de adjetivos, el Tarot es una obra de arte que se conserva en museos, y forma parte del legado artístico y cultural de occidente.
Si te apetece profundizar sobre esto, en estos enlaces puedes leer acerca de la Historia del Tarot.

Lejos de pensar que las cartas tienen una cierta vida, y por eso te pueden producir miedo, o por qué no, una cierta aversión, piensa que son, Historia viva entre tus manos y que no tienen más vida que la que toman cuando alguien las carga de su propia intención para usarlas.


Razón número dos para que pierdas el miedo al Tarot evolutivo y terapéutico:
El Tarot es como un bisturí

Espero haber desmontado tu primer miedo, ¡si ese era uno!.
Sigamos: quedando claro que el miedo puede venir de su uso, vamos a ver de qué puedes asustarte en este aspecto.

Me gusta poner este ejemplo: el Tarot es como un bisturí.

Me explico: como el bisturí, el Tarot evolutivo y terapéutico, es una herramienta muy fina que necesita de un uso muy adiestrado y preciso pues, si se usa con respeto y conocimiento, es una herramienta que llega muy hondo y es capaz de cortar para sanar, permitir que llegue la luz a lugares inhóspitos de tu propia interioridad, abrir caminos y vías.
Pero, como el bisturí, el Tarot evolutivo y terapéutico, si se usa de una forma basta y sin cuidado, puede hacer muchísimo daño, hasta producir sangrías.

Así que, espero dejarte claro el nivel de incisión del Tarot. De allí que deba usarse con sumo cuidado.


Razón número tres para que pierdas el miedo al Tarot evolutivo y terapéutico:
Gran luz y gran sombra

Vivimos en un mundo dual, ¿no es así?
Más allá de los matices y simplificando, todo, absolutamente todo, lo percibimos desde la polaridad: lo bueno frente a lo malo, el día frente a la noche, lo femenino frente a lo masculino, etc…
El el Tarot evolutivo y terapéutico también vive en esta dualidad. Más bien, es usado desde esta dualidad.
Su gran potencial de luz y sombra proviene de esta enorme capacidad de sanar o dañar, como te he explicado antes.

Todo aquello que tiene un gran potencial para sanar, también lo tiene para dañar.

El Tarot evolutivo y terapéutico es una herramienta muy potente y profunda. Y ese potencial, desgraciadamente, a veces sólo lo conocemos a través de su oscuridad: de su capacidad para habernos hecho daño. Pero justo esto tan paradójico, nos señala que el Tarot evolutivo y terapéutico encierra una gran capacidad para sanar.

Esa capacidad de dañar o sanar, vendrá dada por el uso que se le dé por parte del tarotista.
Y esto no es exclusivo del Tarot: como todo lo que existe y a lo que se le puede dar un buen o mal uso, el Tarot también, pues su poder reside en la intención de quien lo maneja. Quien lo maneja es quien dirije esa enorme fuerza para sanar o para dañar (consciente o inconscientemente).


Razón número cuatro para que pierdas el miedo al Tarot evolutivo y terapéutico:
El Tarot no es un juego

Quizás tu miedo o tu prejuicio con el Tarot viene de una incierta fama de que el Tarot, como las cartas de juego, es un juego de niños y no hay que tomarlo en serio.

Quizás has jugado con el Tarot. Pero ocurre que preguntar al Tarot te compromete. Te compromete con la respuesta que te ofrece el Tarot frente a ti mismx y la persona que pregunta. Menospreciar la respuesta del Tarot, porque es un juego y no va en serio, es como hacerte un desprecio a ti mismx.

El Tarot evolutivo y terapéutico en cierta manera expulsa, a las personas que se acercan a él de una forma poco respetuosa y no dando el valor que esta herramienta tiene. En este caso, el miedo nace, no del Tarot mismo, sino de la advertencia acerca de tus capacidades de ver e intuir cuando lo usas.


Razón número cinco para que pierdas el miedo al Tarot evolutivo y terapéutico:
¿Tienes miedo de ti mismx?

También puede ser que tengas miedo o aprensión al Tarot porque tienes un cierto miedo de ti mismx.
Cuando te digo esto, no estoy hablando desde lo evidente o lo predictivo, si no que tienes miedo de lo que pueda señalarte el Tarot y que no sea agradable de ti mismx.

Para tomar contacto con el Tarot evolutivo y terapéutico, hay que estar predispuestx, abiertx y preparadx para emprender un crecer personalmente.  Y desde el primer contacto con el Tarot evolutivo y terapéutico, te va retar o va a señalarte aspectos para lograr la mejor versión de ti mismx.

Esto puede generarte miedo o aversión, si no estás dispuestx a afrontar la información que se te está facilitando.


Razón número seis para que pierdas el miedo al Tarot evolutivo y terapéutico:
Señala al tarotista y no al Tarot

Por último y no menos recurrente, «El Miedo de los Miedos»: el que te ha producido el trauma al ponerte en manos de alguien que te leyera el Tarot y no ha sido una experiencia muy profesional.

Quizás han visto o experimentado un Tarot poco valioso para ti. Quizás una experiencia decepcionante o incluso dañina.

En este caso, debes señalar al tarotista y no al Tarot. La herramienta no tiene culpa que la demonices porque alguien no la sabe manejar. ¡No culpes a la herramienta sino al tarotista!

Mil razones pueden haber ocurrido para que esa lectura no te haya nutrido: falta de experiencia del tarotista, de empatía, de ética, etc…

Lo que te recomiendo es que, a partir de ahora, busques referencias contrastadas del tarotista: que tenga una experiencia probada y sintonices su misma onda.

Y en este apartado, me gustaría también señalarte que el Tarot predictivo, usado para leer el futuro, también puede haberte generado muchos enfados y muchas decepciones.
Aquí puedes ver la diferencia entre el Tarot que te empodera: el Tarot evolutivo y terapéutico y el Tarot predictivo.


¡Espero que todas estas razones te hayan reconfortado y hayas perdido el miedo o el prejuicio respecto al Tarot!

Por eso, te invito a que, repares esa mala experiencia con una positiva, reservando una consulta de Tarot evolutivo y terapéutico privada conmigo. ¡Convierte al Tarot en tu aliado para hacer realidad tus deseos y superar tus dificultades!

Reserva tu consulta de Tarot evolutivo Tarot terapéutico

© Tarot de Marseille Pierre Madenié 1709. Reproducido con permiso de Yves Reynaud. Todos los derechos reservados.
¿Quieres adquirirlo? www.tarot-de-marseille-millennium.com

 

¡anímate y deja aquí tu comentario! Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.