Tarot sistémico: La importancia de una H